Arxivar per Setembre, 2010

PER A CONTINUAR CONEIXENT TOTA L´ACTUALITAT DE TORRENT I PARTICIPANT DEIXANT LA TEUA OPINIÓ VISITA ESTE LINK

Para continuar conociendo toda la actualidad de Torrent y participar dejando tu opinión visita este link:

torrentopina

Anuncis

Un cliente mata al dueño de un bar de Torrent porque se negó a servirle más alcohol

Un cliente con síntomas de embriaguez entró el lunes por la tarde en el bar de Torrent que regentaba Francisco A. P., de 57 años. Paco, como era conocido en el barrio, se negó a servirle más bebida y lo echó del local, al ver que podía causar problemas con el resto de la clientela. Este simple hecho enfureció a Brahim H., quien abandonó el bar entre maldiciones y amenazas. “Yo me voy pero volveré”, aseveró este hombre de 43 años y origen marroquí.
Y así fue. Horas más tarde esta misma persona regresó al citado bar, situado en la calle San Valeriano, armado con un cuchillo. Se sentó en el banco que hay enfrente y esperó a que su dueño cerrara el negocio. Una vez se aseguró de que éste estaba desprevenido, Brahim se abalanzó sobre él de forma sorpresiva y le apuñaló a la altura del pecho. “Esto por lo de esta tarde”, gritó el presunto asesino, según apuntaron los testigos.
Paco intentó caminar dirección hacia el ambulatorio pero se desplomó a los pocos metros debido a la gravedad de las heridas. Una ambulancia lo trasladó al Hospital La Fe de Valencia donde falleció de madrugada, tras ser intervenido de urgencias. Por su parte, una patrulla de la Policía Local de Torrent, que pasaba en ese preciso momento por la calle, vio al sospechoso huir y lo detuvo pocos minutos después de cometer el crimen.
El homicida todavía llevaba en la mano el cuchillo ensangrentado con el que acababa de asestar una puñalada mortal a Paco. Los agentes tuvieron que desenfundar sus pistolas para que el presunto autor del crimen depusiera su actitud, ya que había intentado apuñalar a un testigo de los hechos, que salió en ayuda de la víctima.
El crimen comenzó a gestarse en la tarde del lunes cuando el ahora detenido entró en el bar San Valeriano de Torrent. El dueño del local, al ver que se encontraba ebrio, decidió no ponerle más bebida y lo echó del establecimiento. Brahim H. se sintió ofendido por este gesto y amenazó al hombre con regresar más tarde. Acto seguido se fue sin que los clientes le dieran mayor importancia a lo sucedido.
Pero, al parecer, Brahim ya tenía en mente lo que horas más tarde llevaría a cabo. Este vecino de Torrent, de origen marroquí, se fue a un bar de una calle próxima y prosiguió tomando varias bebidas alcohólicas.
Estando en este local el hombre confesó a otro cliente el incidente ocurrido con el dueño del bar San Valeriano y le anunció sus intenciones de matarlo. Los allí presentes no lo creyeron y pensaron simplemente que se trataba de un “borracho más”.
No obstante, el detenido lo que estaba haciendo era tiempo hasta que Paco cerrara el local. Así, a las 21.45 horas abandonó este establecimiento y se marchó a esperar a su víctima, apostado frente al bar. Se sospecha que en este espacio de tiempo fue a coger un cuchillo jamonero a su domicilio, situado a menos de cinco minutos andando desde el lugar del crimen.

“Esto por lo de esta tarde”


Precisamente, esa noche la calle San Valeriano y las adyacentes se habían quedado sin luz. El presunto asesino aprovechó esta oscuridad para abalanzarse de forma sorpresiva sobre su víctima.
Eran aproximadamente las once de la noche. Paco estaba cerrando la persiana y, según parece, no vio llegar a su agresor. Francisco, un vecino de la calle, presenció la agresión y escuchó claramente cómo el homicida gritaba: “Esto por lo de esta tarde”. El testigo intentó ayudar al hostelero, y fue entonces cuando su agresor le lanzó una cuchillada que éste esquivó.
Una patrulla de la Policía Local que pasaba por la zona vio a un hombre armado con un cuchillo correr tras el testigo. Los agentes bajaron rápidamente del vehículo y apuntaron al sospechoso para que éste soltara el arma. El presunto homicida fue detenido tras arrojar el cuchillo al hueco de una palmera.
Paco fue trasladado al Hospital La Fe de Valencia. Pese a ser intervenido quirúrgicamente, a las cinco de la madrugada el centro confirmó su muerte.

Fuente: Levante-emv